Érase una vez una princesa y un superheroe que se amaban, eran felices y comian Lays ardientes...
pero ahí la historia no hizo más que empezar... :)
TE AMO*

martes, 23 de abril de 2013


Un consejo: con llorar no se consigue nada, solo desahoga.
Llora un instante y sigue hacia delante.


1 comentario:

  1. Hola :)
    Acabo de hacerme un blog nuevo,pásate por el si te apetece.
    Un beso http://una-chicamas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar